lunes, 31 de diciembre de 2007

Chin chin


Brindo contigo... brindo por ti... por quienes ocupan mi vida... por quienes la ocuparon... por quienes la ocuparan... por quienes me quieren... por los que quiero... por los que conozco a pesar de no haberlos visto nunca... por quienes no sé quien son a pesar de sentarme diariamente a su lado... por los que se han ido... por quienes llegaron... por los que regalan felicidad... por los que quieren vivir... por todos los que hacen que me sienta vivo...

Brindo hoy contigo, por nosotros...

domingo, 30 de diciembre de 2007

Libertad

Libertad… cuantos crímenes se cometen en tu nombre!!!
(madame Ronald, camino del cadalso)

Bueno, no quería despedir el año sin hablar de la libertad que nos tiraniza… justo precio, supongo, por poder ser libres

Ahora, si das un cachete a tu hijo por que te hace alguna pifia, te has vuelto delincuente

Si echas un piropo a la compañera que está como un queso, eres acosador sexual pero si le exiges que cumpla con su labor, resulta que estás haciendo acoso laboral…

Si llamas negro a un negro, eres racista

Si montas una empresa y no contratas a un 50% de mujeres, eres machista (aunque la empresa sea un “boys”???)

Si te decides a practicar el islamismo o siendo del norte, llevas barba, y no te has peinado en 15 días, ya eres sospechoso de terrorismo (eso sí, si has robado un montón de dinero, entonces sólo eres ”presunto” delincuente)

Si no hablas una lengua autóctona, eres un indeseable y además quedas incomunicado por que no te enteras de nada

Y si quieres educación para tus hijos… a saber que les cuentan (claro, que la manipulación de la educación, es algo tan antiguo como… anda, ni me acuerdo ya… Por cierto, algún día hablaremos de “Ciudadano Kane”)

En realidad, sólo es una excusa para colocar el video de Pink Floyd "Another brick in the wall" que hoy ha llegado a mis "manos" por simple casualidad, pero que sigo pensando que es un tema muy bueno...

En fin… que antes de que debamos medir las palabras que se puedan colgar en los blogs, pagar cánones (tendremos derecho a cobrar algo por ser “autores”???) o simplemente, que nos corten la línea telefónica por ser incompatible con la subida del Euribor de las narices, quiero hacer uso de mi LIBERTAD de expresión y desearos, de todo corazón, lo mejor… pero no para el nuevo año 2008… no esperemos tanto… a ti, te deseo todo lo mejor desde ahora, en cada día de tu vida, en cada momento…

viernes, 28 de diciembre de 2007

Deseos




Cuidado con lo que deseas para el próximo año...

Es posible que se cumpla

jueves, 27 de diciembre de 2007

Salvación


Benazir Bhutto, asesinada 15 días antes de las elecciones en Pakistán

La ex primera ministra de Pakistán acababa de participar en un mitin en Rawalpindi cuando recibió un disparo en el cuello que acabó con su vida. Tras nueve años de exilio, en octubre regresó. Al menos 20 personas han muerto en el ataque.»

(fuente "El Mundo", ed. internacional. Fotografía de la misma fuente)


Hay entre el público algún Salvador que nos salve de los “Salvadores”???

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Recuento

Llega el final del año, y como siempre, nos enfrentamos a los recuentos… Hemos ganado tanto, hemos perdido cuanto… porcentajes van y vienen y los medios de comunicación nos dicen que este año hemos tenido más esto y menos aquello…

Supongo que así es, aunque estoy seguro que en esta pequeña comunidad donde suelo moverme, todos esos cálculos se quedan siempre, (bueno, está bien… sólo algunas veces) fuera de lugar… Eso, por mucho que nos pese, sólo es dinero…

Decidme… ¿qué vale más??? Un abrazo o siete besos??? Una sonrisa o un “te quiero”??? El tiempo que me regala un amigo o el que le robo a mis hijos cuando en sus prisas apenas se dejan ver??? Parar el tiempo para charlar y tomar un café o poder ver un atardecer paseando con las manos en los bolsillos???

Se acaba el año… una medición tan humana como el día, la hora o el siglo… la vida sigue su curso ajena a festejos y cambios horarios… Debería escribir sobre "Barrio Sésamo": Pronto y tarde, lejos y cerca, grande y pequeño... ¿qué es qué???

No sé si he ganado o he perdido este año… tampoco me importa, pues lo hecho, hecho está… Sé que seguramente podría haber sido mejor, pero también sé que hice lo que pude para que fuese bueno, pero... es que no supe hacerlo de otra manera…

No hay nada imposible… sólo es el miedo a intentarlo.

domingo, 23 de diciembre de 2007

cómo


No importa quien eres

Lo importante es cómo eres

jueves, 20 de diciembre de 2007

Lluvia


Llueve… por fin comenzó la lluvia, suave, bondadosa, necesaria, caprichosa y algunas veces, cruel… pero no hoy.

Dicen que somos en gran parte, agua… así pues, yo hoy quiero ser, una parte, de agua de lluvia… otra parte ha de ser agua de mar, de océano, de espuma… otra de un rio crecido y sus tranquilos meandros, o sus rápidos presurosos.. o incluso de un lago tranquilo donde miles de aves se aposentan para alimentares… Pero hoy, quiero ser más agua de lluvia, para fundirme con la que cae del cielo, limpiando el aire, alimentando la tierra, pariendo la vida.

En la calle se ha formado un caos… todo el mundo coge el coche para no mojarse y colapsan las calles estrechas, con vehículos cerrados temiendo a la lluvia… La gente corre presurosa amparándose bajo los paraguas para protegerse del agua que más tarde dejarán caer en sus cuerpos desnudos bajo la ducha… En la calle, todos parecemos temer a la lluvia…

Si buscamos, siempre encontraremos a alguien a quien parece que no le importa mojarse, que se siente bajo la lluvia tan cómodo como otros con el sol… si buscamos, siempre encontraremos a alguien que, durante ese momento, es más agua de lluvia que ninguna otra cosa…

Sí… hoy soy agua de lluvia (y no es un anuncio de colonia)


lunes, 17 de diciembre de 2007

Piano


El frío había vencido a la tarde y el cansancio a mi cuerpo… deseaba llegar a casa y tomar una ducha caliente para relajarme, para olvidar un difícil día donde todo parecía haber querido escabullirse de una lógica y dejarse arrastrar por lo absurdo de las incontables coincidencias fruto de accidentes y de casualidades…

La noche traería el sosiego a mi alma y el descanso acurrucaría mi cuerpo en pos de un amanecer que, sin duda, debería poner fin a un día de locura absurda…

Al salir del baño, me dirigí al sofá a leer un poco… encendí dos velas y un barra de incienso… y me tumbé con el libro entre mis manos… Justo cuando abrí sus páginas por donde estaban marcadas, la música del piano llegó a mis odios…

Sé que estaba sólo y no podía sospechar que ocurría… pero esa música… quien tocaba aquella música… Llegué a la sala y vi el piano en el centro de la habitación… sus teclas se mecían como acompasadas por el aleteo de invisibles insectos… me quedé inmóvil, intentado encontrar alguna explicación a aquello… poco a poco, su sonido iba siendo más fuerte, más intenso, más pasional… la incertidumbre dejó paso al miedo… y el miedo me estaba conduciendo a una locura…

Luego… me di cuenta… yo no tengo piano… y de repente todo se tornó nuevamente tranquilo y en calma… volví a sentarme a leer, mientras aquella música, dulce, se introducía en mi alma…

domingo, 16 de diciembre de 2007

Navidad




Como las setas del otoño cálido y lluvioso, surgen de desde no se sabe dónde, esos grupos de simpáticos músicos callejeros que se colocan en transitadas calles, y muy especialmente en las puertas de los centros comerciales, para cantarnos los más populares villancicos.

De alguna manera, siguiendo algún extraño subterfugio, siguen un meticuloso y repetido ritual que, burlando las costras de indiferencia que se ido formando a lo largo del año en los corazones, ahora, precisamente ahora, cuando el frío se hace presente y la nieve, casi inexistente en la realidad, parece que florece por todos los rincones por el ambiente navideño, es cuando sus canciones, alegres y llenas de palabras de amor, de paz y de buenos deseos, nos tocan un poco más fuerte el alma y nos afloja algo de la ya más que mermada bolsa.

La Navidad, es así… buscamos el espíritu de la Navidad entre regalos, entre paquetes, entre los días de Noche Buena a Reyes… Navidad, es, simplemente, el cumpleaños de un tal Jesús de Nazaret… alguien a quien sin duda, hoy en día tomaríamos por un loco, un hippy, un perturbado… alguien cuya voz clamó en el desierto y que hoy, como entonces, sigue ahí… por que seguimos siendo… personas (más o menos)

El espíritu de la Navidad, no es algo que se compre, que llegue ahora de la mano del turrón, o que simplemente caiga del cielo entre las luces de colores… Es, sólo la celebración de un cumpleaños, y la tradición nos pide que sería bueno celebrar ese cumpleaños, en compañía de quienes queremos

Sería, por qué no, bueno también, celebrar la Navidad los otros días del año… estar junto a quienes queremos… junto a la familia… junto a los amigos… junto a los compañeros… Regalar… sí… regalar… no con grandes cosas, si no con un simple deseo de “que pases un buen día”, con una sonrisa, con un gesto amable, con un “perdón” cuando tropezamos, con “por favor” cuando pedimos, con “gracias” cuando nos dan…

Hoy, no sé si adelantado o no, quiero hacerte ese regalo de Navidad… a ti, que has llegado aquí por mera casualidad, hastiado de horas de navegar entre páginas persiguiendo a tu insatisfecha curiosidad… o a ti, que sabes que nos visitamos habitualmente, que sabes que me gusta compartir contigo algo de tu tiempo y de tu vida y sé que haces lo propio… a ti, que vienes y que piensas que esto no es para ti y esperabas encontrar otra cosa…

Muchas felicidades… por ser Navidad… pero sobre todo, por ser tú…

jueves, 13 de diciembre de 2007

Besos


Besos a amigos, a primos, a hermanos
Besos de papel, de mail y de mentiras
Besos mientras ríes, cuando me miras
Besos en el rostro, besos en las manos

Besos en el aire, abrazados en la noche
Besos deseados, esperados, expectantes
Besos conquistados, como los de antes
Besos robados, regalados en derroche

Besos entre sábanas, arrebatos de pasión
Besos de pasillo, de cocina o de alcoba
Besos en piel sonrosada o de color caoba
Besos entre lenguas, danza del corazón

Besos de mendigo, besos con escarcha
Besos que aprietan, besos que huyen
Besos del gran amor que se intuye
Besos de aquel amor que se marcha

Quisiera tenerte, un último instante
Morir besando tus labios rojos
Mirando los tuyos, cerrar mis ojos
Y así, para siempre, no dejar de besarte

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Marcianos

Acaban de hacer un tremendo descubrimiento y es que buscando entre la arena de Marte, han encontrado (Santa paciencia digo yo) lo que podrían ser cagadas de ciertos paramecios, así que es posible que en algún tiempo remoto hubiese habido vida en el planeta rojo (sin signo político alguno, que quede claro)

Pobre Orson Wells, cuando relataba su famoso serial “la guerra de los mundos”, contribuyendo a expandir el pánico en una sociedad dúctil y obediente... y que pasará ahora con los grandes del cine, donde toda la mítica saga de “Star Trek” o “la Guerra de las Galaxias” se queda en simples decorados de cartón piedra sin ningún rigor científico que las afiance como historias venideras…

Ahora resulta que aquellos famosos ovnis que tanto dieron que hablar en años pretéritos, y que han inspirado, no sólo historias cinematográficas para aburrir, si no toda una cultura digna de la mejor secta científica, ha resultado que no es más que una simple lenteja que alberga a toda una comunidad de estos diminutos seres... pero lo que me preocupa es si alguna vez, cuando se nos ha metido un poco de arenilla en el ojo, no habremos destrozado involuntariamente a toda una cultura, o lo que es peor, no habremos llevado a la extinción a una forma de vida desconocida...

Pero la ciencia es así... fría, despiadada, cruel e insensible... hasta que alguien descubra que todo ha sido un error y la Tierra, en realidad, tiene forma de melón y no de naranja como siempre hemos creído...

Dejemos pues, si es nuestro deseo, que aún sabiendo que toda la civilización alienígena puede tener su propio universo infinito dentro de un bote de aceitunas rellenas, la ignorancia nos siga haciendo soñar, al menos ahora que se acerca la época de los regalos de los Reyes Magos

Así pues sueña… y escribe tu misiva a las magas majestades…



martes, 11 de diciembre de 2007

Terminando


Si fueses el último ser humano... ¿merecería la pena vivir???

Camión

Los destellos azules de la policia me hicieron apretar más aún el pie sobre el acelerador, sorteando todos aquellos vehículos que aparecian por doquier.

La aguja del velocímetro tiritaba hacia la derecha del marcador, como temerosa de la captura e intentando dar más velocidad de lo que el coche podía... No tuve otra opción que sujetar firmemente el volante con mi mano izquierda, mientras que la derecha jugueteaba, presta a entrar en acción, entre la palanca de cambio y el freno de mano... mis pies, tan temblorosos como la aguja, eran una continuación de los pedales, donde el freno había sido ignorado por completo.

Sin embargo, no era capaz de dejar atrás a mis tenaces perseguidores, en aquella amplia avenida donde los semáforos ya no tenían sentido... Decidí desviarme por calles secundarias, esperando poder despistar a quienes iban tras de mí, así que estuve atento para encontrar un lugar donde poder girar.

La próxima calle parecía un buen lugar, así que apenas unos pocos metros el volante se giró bruscamente y con un chirriar de neumáticos que levantó una pequeña nube de humo, mi coche enfiló aquella calle, cuando de repente un inmenso camión estaba frente a mí...

Lo último que pude pensar es que en aquel pais, conducen por la izquierda...

lunes, 10 de diciembre de 2007

Soñar


Continuamos fundidos en un abrazo... tus ojos brillaban y tu sonrisa irradiaba felicidad... sentí que me estaba mirando en un espejo...

Acariciando tu desnuda espalda, susurré con tu mismo aliento... "te sueño"

domingo, 9 de diciembre de 2007

Restaurante

Faltaban pocos minutos para la hora en que teníamos mesa reservada, así que aceleramos un poco el paso para ser puntuales.

Al llegar, nos recibieron muy cordialmente y nos condujeron hacia nuestra mesa, en un sitio no muy discreto pero tampoco excesivamente bullicioso.

Al mirar la carta, pude leer:

“Mariscos de Galicia”

“Carnes del Guadarrama”

“Verduras de Levante”

“Pescados del Atlántico”

“Brochetas de papaya y kiwi”

“Vinos de Rioja y Valdepeñas”

“Postres y dulces típicos de Madrid”

Y así entre varios similares platos

Tras pedir, y mientras nos servían, nos estábamos bebiendo unas cervezas alemanas, y pude ver de soslayo, en el trajín de abrir y cerrar la puerta, como se movía el personal en la cocina… prácticamente todos, orientales… Me fijé luego en los camareros de la barra, quienes a mi entender eran marroquíes o al menos su tez era muy similar, mientras que las camareras, prácticamente todas eran sudamericanas.

Seguimos esperando y entonces apareció en la televisión un reportaje sobre “Ferrari”. Fue en ese instante cuando me di cuenta de que podía haber cometido un error y me entró el pánico… dejé a todos sentados en la mesa y salí apresuradamente para cerciorarme… Sí, afortunadamente, todo había sido producto de las casualidades… allí fuera, bien iluminado, lo decía bien claro: “Casa Aurelio. Restaurante típico Asturiano”



sábado, 8 de diciembre de 2007

Malabares

La ciudad sigue sumida en la niebla que parece ocultar todo lo que no es importante

El semáforo en rojo. Detengo el coche

Surge de un extremo un malabarista. Es un pase casi privado, no hay nadie más

Los malabares se le escapan y terminan por el suelo

Con cara de asombro y gesto de mimo, me interroga con la mirada

“No lo entiendo”

Sonrío… imposible resistirlo

Le doy una moneda

Sonríe

Al unísono nos despedimos con la misma frase

“Que tengas un buen día”

Miro por el espejo…

Espera su próxima tanda de coches en una calle aún poco transitada

Me reitero

“Que tengas un buen día”

Continúo sonriendo

viernes, 7 de diciembre de 2007

Niebla

Ayer, desde lontananza, la niebla se deslizaba lentamente por la ladera de la montaña, como la espuma que escurre por el exterior de una jarra de cerveza… blanca y hasta ese punto de pícara y gratificante.

Hoy, la niebla ha llegado a la ciudad, y como si de una serpiente se tratase, la ha ido engullendo lentamente, despacio, sin prisa, sin pausa…

Lentamente, la ciudad ha quedado aprisionada en esas nubes bajas que invitan a permanecer en casa, que juegan algunas veces para hacernos perdernos entre calles no muy conocidas o a recordarnos que la prudencia en la carretera es más esencial que de costumbre.

Hoy, la niebla forzó a un sol cansino y perezoso a intentar iluminar la ciudad… tan sólo pudo pintar el cielo que otrora se mostrase azul, en una perlada cúpula, que a pie de calle, se rompe por el reflejo difuso de las farolas que aún permanecen encendidas.

Las luces de las casas se alternan y como una gigantesco mosaico navideño, se encienden y se apagan si un ritmo ni frecuencia, hasta que la luz del día consigue apagarlas, casi por completo.

La ciudad se pierde en la niebla y en cada casa, en cada persona, resurgen sensaciones distintas… la ciudad, el barrio, la calle, se ha tornado en un inmenso crisol de sentimientos y sensaciones variopintas, multicolores, como una increíble orquesta donde todo encaja sin que nadie lo sepa… Unos son felices, otros son tristes, otros, no lo saben…

Imagino a la gente que mira por las ventanas, mira la niebla y calla sus verdades… unos, por miedo a herir, otros por que consideran que su verdad es demasiado simple y poco valiosa, y otros, otros muchos, simplemente por que no tienen a quien decírsela…

Pero tal vez a la tarde, la niebla se disipe… el sol, aún cansino, teñirá de azul la cúpula que cubre la ciudad, antes de que los anaranjados del ocaso tornen en un mundo multicolor el atardecer que antecede a la noche… luego la ciudad volverá a despertar de su letargo matutino y reemprenderá el camino de la diversión y la gente dejará sus verdades en la casa y saldrá a la calle a compartir ese momento, o tal vez a encontrar a alguien que esté dispuesto a escuchar… la calle cobrará la vida que el día no puede darle… o tal vez la vida que la niebla oculta.





Celtic woman "siuil a run" Walk my love

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Hablar


No hace muchos días, comentaba con una amiga sobre si hablamos para comunicar o para convencer...

Sé que a primera vista la primera opción es la que nos llama, pero si pensamos que nuestra idea es correcta (obvio) no intentamos convencer a nuestro interlocutor de que tenemos razón???

Aplíquese especialmente en el terreno político, religioso, ético-moral, deportivo, laboral, social, judicial... y otros que no recuerdo...

Espero haberte convencido...

martes, 4 de diciembre de 2007

Hambre

Teresa me atrapaba en su mundo como la miel a las moscas… no podía ni quería desprenderme de ese hechizo que me aun de forma consciente, sabía que me dominaba en todos los más amplios sentidos de la palabra… Mientras estaba descansando, ella se me acerco y al oído, entre besos y caricias, me dijo que tenía hambre.

Entre la niebla y la noche, apareció el reflejo de las luces del bar, y allí me dirigí. Cansado y algo perdido pues no sabía muy bien qué dirección tomar, opté por detenerme, y recolocar un poco mis ideas.

El bar estaba tranquilo, aunque el mal tiempo había congregado a bastantes parroquianos. Pregunté mientras tomaba una cerveza, como se llegaba al centro del pueblo y el camarero me dio las pertinentes explicaciones.

Cuando llegué allí, el frío era intenso y no había casi nada abierto así que me dirigí al bar que parecía tener más movimiento y me sorprendió gratamente que, en un espacio tan pequeño, pudiese caber tanta gente. Por un momento me recordó a esos bares de carretera que suelen aparecer en las películas americanas.

Pedí un bocadillo y una cerveza y miré al personal… había, como en casi todos los sitios, de todo tipo… Pronto me fijé en una pequeña morena que estaba junto a otras dos chicas. No es que fuese guapa, pero parecía simpática. Me acerqué a ella y le pregunté si era de allí, lo cual me confirmó con una sonrisa. Le pregunté donde podría hospedarme aquella noche y pronto estábamos inmersos en una conversión muy grata.

No tardé mucho en dejarme llevar por la situación y mis primeros besos encontraron respuesta, al igual que mis caricias, por lo que le pregunté abiertamente si quería ir a otro lugar más tranquilo, a lo que no se negó a pesar de que tampoco lo afirmó como me hubiese gustado.

Cuando nos sentamos en el coche, el festival de besos se tornó más salvaje y mi boca recorría no sólo la suya, si no todo la piel de su rostro, de su cuello, de su pecho… desabroché su camisa y su sujetador de encaje negro y rojo me dijo que estaba dispuesta a pasar la noche conmigo.

Sin dudarlo un instante me incorporé en mi asiento y me la llevé conmigo a mi casa…

El viaje fue grato y tranquilo, entre bromas y charlas serias… se pasó muy rápido y nada más cruzar el umbral de la puerta, me abracé a ella y nuevamente la serenata de besos calló su piel, pero esta vez sin el cuidado de que alguien pudiese estar viéndonos…

Como pudimos llegamos al dormitorio donde terminé de desnudarla y comencé a darle un pequeño masaje entre el cuello y los hombros… luego las manos, los pies… mi boca tampoco descansaba y recorría de forma metódica los pliegues de su piel…

Cuando noté su gran excitación, le susurré al oído que iba a probar algo que estaba seguro que nunca había hecho y ella, presa del deseo, sonrió pícaramente…

Saqué unas cuerdas que ya tenía preparadas para esas ocasiones y comencé a atar sus manos a los barrotes del cabecero de la cama… ella se dejaba hacer y yo mientras, seguía recorriendo su cuerpo con las manos… con la boca…

Luego até sus pies con el mismo cuidado y una vez que estuvo inmóvil, me tumbé sobre ella lleno de excitación y deseo, y la besé con toda la intensidad que era capaz…

En ese momento, llamé a Teresa y ella apareció con un cuchillo y un delantal sucio de sangre seca… aquella chica, al darse cuenta, chilló con todas sus fuerzas, presa del pánico que llegó a sentir…

Yo, me agazapé en un rincón y miraba aquello que había visto hacer a Teresa muchas veces… cortó un pedazo de carne del muslo de la chica para ir comiéndolo poco a poco mientras hablaba con ella…

La chica no se percató de ello… se había desmayado presa del miedo, no del dolor… siempre pasaba lo mismo…






sábado, 1 de diciembre de 2007

Libertad



Si la libertad se consigue asesinando por la espalda, no sé si quiero dejar de ser esclavo

Conozco muchos motivos para morir... sólo uno para matar: mis hijos... Todo lo demás, creo que es violencia gratuita...

viernes, 30 de noviembre de 2007

Refugio



En noche clara, callada, ajeno a todo, a todos
busco refugio, busco sosiego
los recuerdos caen en mi memoria
la nostalgia gotea en mi alma
no temo al futuro
pero sólo conozco lo pasado
y nunca desee perderlo
y en noches claras, calladas, ajenos a todo, a todos
deseo asirlo con fuerza
para evitar que se borre por siempre de mi memoria

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Montecarlo

No me sorprendió en absoluto ver un pequeño grupo de automóviles Ferrari cuando me acercaba a la ciudad. Mónaco siempre había destacado por sus lujos, su glamour, sus fiestas y por ese esplendor que caracteriza al mundo del dinero.

Allí había gente de todo tipo y nadie sabía a que se dedicaba cada uno, pero todos conocían, al menos hasta el interesante punto que debían conocer, lo abultado de las cuentas corrientes, las carteras de acciones o las propiedades que acompañaban a cada rostro y que eran, más que los nombres en sí, quienes abrían las puertas de las continuas fiestas y celebraciones que allí tenían lugar.

La ciudad no desentonaba con ese mundo sólo conocido por mí desde algunos reportajes, varias películas y las informaciones que habían llegado, casi de refilón, pero que eran la imagen continua de un pequeño paraíso... Yates engalanados con luces multicolores y música suave, donde se invitaba sutilmente, a un descanso que apenas sería capaz de imaginar... En las calles, flamantes automóviles de lujo, como si de una colección se tratase, desfilaban continuamente o se encontraban estacionados a las puertas de los establecimientos más renombrados y deseados, cuyos clientes, nunca preguntaban el precio de las prendas o los objetos que deseaban, limitándose a abonarlos con la indeferencia que el poder económico facilita.

Aún asombrado por el derroche de un mundo que, obviamente no era el mío, opté por dirigirme al hotel y desde allí llamé a mi cliente para informarle de mi llegada, y tras confirmar la hora de nuestra cita, debido a que tenía mucho tiempo, me dediqué a conocer un poco la ciudad.

Faltaba algo más de dos horas para nuestro encuentro, pero cansado, y no lo niego, un tanto abrumado por aquella ciudad de riquezas ajenas, me dirigí al bar del hotel donde habíamos quedado y me acomodé tomando un café a revisar por enésima vez la oferta y ojear el periódico que allí encontré.

Fue justo en ese instante cuando me percaté de ella. Sentada en la barra, en actitud de espera, estaba con un largo vestido negro que irradiaba una sensualidad desconocida para mí. Sus ojos oscuros parecían querer competir con la noche y sin embargo, su radiante sonrisa era pura luminosidad. Su rostro, tal vez aniñado, pero dulce y sereno, la dotaba de esa belleza que sólo en un mundo de sueños como aquel podría darse, y su piel, mostrada en plenitud por ese vestido que, sin ser ceñido se ajustaba con precisión matemática dejando ver casi todo, y ocultando con celo esas partes que el lugar invitaba a que permaneciesen cubiertas.... No pude dejar de mirarla y ella, coqueta y presumida, se sabía mirada y me devolvió la suya, con un cierto aire de desafío, segura de que terreno pisaba, pero al tiempo, acompañada de una dulce sonrisa, casi pura e inocente...

Durante un largo rato, estuve allí intentando concentrarme en mi cometido, pero sin poder dejar de mirarla, al tiempo que ella, sin llegar a ignorarme, se mostraba distante y siempre en esa espera que, como la mía, parecía no tener fin.

No sé de donde saqué las fuerzas, ni tampoco recuerdo que es lo que hice para acercarme a aquella venus arrancada de la más sublime inspiración de los artistas griegos, pero cuando reaccione, estaba frente a ella preguntando si deseaba compartir un café conmigo. En un correcto inglés aceptó y mantuvimos durante un rato una entretenida conversación sobre nada en particular, y al poco, mi mano estaba en la suya...

Me olvidé por completo de mi cita y de la suya, del lugar y del tiempo, sólo existía ella en mi mente... era la primera vez que algo así me ocurría y no quería que el destino me lo arrebatase antes de tiempo, así que venciendo mi abultada timidez, le pregunté si deseaba acompañarme a cenar esa misma noche... Ella, sonriendo pícaramente, me soltó la mano y acariciando mi rostro como jamás me habían acariciado antes, me respondió: “son 10.000 Euros el día completo”

El lujo sólo cambia en el precio...

Miradas



¿Por qué te empeñas en mirar lo que no quieres ver???

martes, 27 de noviembre de 2007

Matices


Miro a la pantalla y sólo veo un mundo de color cambiante a mi propio capricho...

me pregunto ¿qué hago aquí, cuando estoy solo???

y curiosamente, sé que millones de personas (eso sin exagerar) podrían darme una respuesta... estamos tan lejos... estamos tan cerca... todo son matices...

lunes, 26 de noviembre de 2007

Despiste

(es para entretener... ahora tengo que ponerme al día)

viernes, 16 de noviembre de 2007

Ritmo



Cada momento de la vida, tiene un ritmo distinto... no lo alteres si no es necesario

jueves, 15 de noviembre de 2007

Límite

Fíjate en la foto... seguro que es muy sencillo decir cuál es el límite entre el mar y la tierra... fíjate un poco más y verás que hay algunas pequeñas zonas que, siendo puristas, no se puede confirmar.

Hoy, cuando los medios de comunicación ya no cantan sobre "diferencias" en las creencias, me ha llegado a la memoria las imágenes de esas niñas que van a la escuela cubiertas con su "chador", ese velo del que tanto se ha hablado... ¿en realidad molesta?

No sería difícil justificar una discusión insistiendo en si una niña "occidental" tuviese que ir a un colegio en un país musulmán... ¿podría llevar la cabeza descubierta???

Pero estamos aquí, ahora... y a todos, a todos, se nos llena la boca de tolerancia, de respeto, de igualdad y de todo eso... jo, que bien suena...

Pues yo hago una reflexión... ¿sería igualmente admitida una niña que llevase el "Burca" (esa especie de traje donde se esconde toda, toda, la mujer)??? supongo que si ella lo hace por propia iniciativa, estaría en su derecho y por lo tanto habría que respetarlo...

Pero, resulta que en el pupitre de al lado, se sienta un chico que está educado en el naturismo y que le gusta estar desnudo (supongo que el naturismo no se aceptará como cultura, pero es algo realmente cómodo y agradable, aunque sea en la intimidad)

Así pues, que por separado o en su conjunto, no sé si esto debe permitirse... por que todo, tiene un límite y yo, la mayoría de las veces, no sé donde está...

Moraleja... cuando te acerques a los acantilados de Moher (en la foto), ten cuidado de no sobrepasar el límite de la tierra... si lo haces, seguramente jamás puedas regresar.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Amar

Hay una canción que reza en una de sus partes “Duele el amor”

Sin embargo, no estoy de acuerdo con esa frase. El amor, como todos lo entendemos, correspondido y apasionado, no sólo no duele, si no que cura

Me dijo un día mi amiga Esther, que el amor es como una goma elástica, donde cada uno tira de ella, y el día que uno de los dos se cansa, suelta… inevitablemente, al otro le da un gomazo, y para más inri, en el ojo, seguro…

Creo, sinceramente, que es una definición de lo más acertada.

Moraleja: si te enamoras, mejor usa gafas.

martes, 13 de noviembre de 2007

Chiriflú


Qué curioso el mundo de la estadística...

Yo tengo 1000 chiriflús, y otras 9 personas, tienen 10 chiriflús cada uno. En total, somos 10 personas con 1090 chiriflús.

Alguien, que nunca sabré quien es, hace la media y la publica, es decir, que cada persona tenemos por término medio, 109 chiriflús...

Luego, otro alguien distinto al primer alguien, después de no sé cuantos estudios, determina que para poder vivir y ser felices, hacen falta 100 chiriflús, y que menos de eso, es vivir tristemente...

Entonces, llega un tercer alguien, y dice... "La media nos demuestra que la mayoría de las personas tienen más de 100 chiriflús, lo que indica claramente que todos somos felices"

No sé donde está el truco, pero aquí algo no funciona como debiera...

lunes, 12 de noviembre de 2007

Violencia

Creo que somos violentos y que lo más grave, es que estamos educando en la violencia.

Ayer vi en TV un anuncio de Coca-cola, donde dos grupos de jóvenes se decantaban por un determinado producto de la marca y ambos grupos se enfrentan con una especie de baile, entre sí... Quedó atrás el tiempo de aquellas famosas frases donde la Coca cola era "la chispa de la vida" y sus canciones nos traían un mundo de paz y felicidad, aunque fuese con azúcar y burbujas...

Hoy, creo que estamos educando en la violencia, y me siento algo triste... Las grandes películas y superproducciones se afanan en poner mucho cuidado en que nadie salga fumando... pero también cuidan hasta el último detalle para que las explosiones sean lo más reales, espectaculares y verosímiles posibles...

Hoy, que nuestros hijos no suelen jugar en la calle, y por lo tanto, suelen tener limitado el contacto con sus amigos, les compensamos con juegos de consolas y películas de acción, que incluso siendo de dibujos animados, la trama sigue siendo violenta y en algunos video juegos, hasta cruel (claro, como Marco encontró ya a su madre y Heidi se debió casar con Pedro…)

Hoy en día, nuestros hijos son conocedores de las leyes y sabedores de su circunstancia de menores de edad, son exaltados por los medios de comunicación recordando sus derechos continuamente, para que puedan interpretar a su antojo las normas sociales y buscando unos minutos de gloria, puedan participar en pugnas y peleas dignas de ser grabadas en teléfonos móviles para su posterior colocación en internet, al alcance de todos y satisfacción propia, sabedores, en muchos casos de su impunidad, y lo que es peor, desconocedores, en la mayoría de ellos, de las trágicas consecuencias de sus acciones.

Hoy en día, cuando hemos llegado a un gran nivel de independencia y de libertad, cuando comprendemos que nuestros jóvenes practiquen "el botellón" como si la diversión tuviese que hacerse exclusivamente con alcohol y por lo tanto, perder el control de sus actos...

Hoy en día, que entendemos que los jóvenes han de tener sus ideas propias y que de alguna manera apoyamos sus decisiones, aunque algunas sean alocadas y concupiscentes, alentadas por tal vez, alguna sustancia alucinógena...

Hoy en día, cuando la educación recae en profesores, por que los padres, responsables ellos, no tienen tiempo material entre sus muchas actividades, para dedicarse a "perder el tiempo" con sus hijos y cuando estos se sienten violentados, los mismos padres, para posiblemente justificarse, amparan y arropan a su prole con energía y algunas veces, hasta con la propia violencia y agresiones físicas...

Y es entonces cuando un chico de 16 años muere apuñalado en el metro de Madrid...... no sé muy bien por qué... Oh sí… eran dos bandas de ideologías opuestas (da lo mismo cuales sean) y que se enfrentaron por esas ideas… No ha sido el primero, tampoco será el último... sí… no sé muy bien por qué ha ocurrido…

NOTA DE LA REDACCIÓN: Sinceramente pienso que la mayoría de los jóvenes y adolescentes, entran holgadamente en lo que la mayoría entiendo como “buena gente”, pero estas insulsas minorías, son las que más ruido hacen…


FOTO: Elmundo.es

sábado, 10 de noviembre de 2007

Experimentos

Se han hecho, y se están haciendo, varios experimentos basados en si es posible vivir aislados, sólo con Internet.

Particularmente, creo que sí, que es posible encerrarse en algún lugar, conectar tu PC y comenzar a comunicarte con todo el mundo una y otra vez.

Sólo me asalta la duda de si es posible "VIVIR" aislados, sólo con Internet...

Aquí, la acepción de la misma palabra pretendo que sea totalmente distinta.

Me imagino a los animales encerrados en sus jaulas, llenos de mimos, de cuidados... No, yo no puedo vivir sólo de internet, sin el contacto humano...

Las ciencias avanzan que es una barbaridad, pero hay cosas que no permanecerán inalterables por el curso de los tiempos... al menos, para mí.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Estrella


Imagina… Extiende tus brazos todo lo que puedas… fíjate bien en ese hueco que tú mismo has creado… Ahora piensa que lo rellenas con números… fíjate que inmenso número obtendrías… por lo menos tropecientos mil millones… o para los más eruditos, un googol plex tal vez

Dicen, quienes entienden de estas cosas, que hay más estrellas en el universo que ese número que tú puedes imaginar… Ignoro como las cuentan y mucho menos como descubren cada día las nuevas estrellas… desde aquí, todas parecen iguales.

Tal vez estamos acostumbrados a las películas donde los científicos se pasan horas y horas mirando incansablemente por un enorme telescopio, haciendo infinitas anotaciones sobre cuadernos llenos de ecuaciones… Yo siempre pienso que si no estaba allí la noche anterior, seguro que esta noche tampoco…

Pero de vez en cuando, sea fruto de la casualidad o de la paciencia, alguien descubre una nueva lucecita en el cielo y suena como una campanilla en el entorno científico, que se ha descubierto una nueva estrella, y van la llaman con un nombre como SCR 1845-6357

Pues bien… hoy voy a hacerte un pequeño regalo a ti que lees esto. Hoy, voy a regalarte una estrella… tal vez no puedas verla nunca, tal vez jamás nadie pueda verla, pero es tuya… No se trata de que presumas de que tienes algo único y mágico… se trata, simplemente, de que disfrutes de su energía, de su luz, de su calor, de toda la vida que puede generar… imagina por un momento lo que la más cercana estrella ha hecho con nosotros… Hay estrellas suficientes para todos, y no, no podrás venderla, alquilarla, o trapichear con ella… La estrella que tú escojas, será tuya y nada más que tuya, y a cambio, sólo has de ponerle tu nombre… y desde ahora, podrás mirar al firmamento, sea de día o de noche, y sentir que en algún lugar, por lejano que sea, tú, tienes una estrella… y esa será tu estrella.

NOTA: Promoción válida hasta fin de existencias.



lunes, 5 de noviembre de 2007

Impotencia


Recuerdas aquel anuncio que decía "A qué huelen las nubes"??? Una frase que se hizo popular y que resultaba simpática...

Me gustaría poder dar una respuesta a cada cosa. He sentido como propia la tristeza ajena y me siento impotente de no saber que hacer... Hay muchas teorías, hay muchas formas de "estar", de "ayudar", de "querer" e incluso de "poder"... Todos somos maravillosos en el papel de amigos... pero cuando todo el manual no resulta suficiente, cuando la tristeza de alguien te contagia el alma... sólo cabe la espera a que vengan mejores tiempos...

Siempre vienen mejores tiempos, seguramente mañana podré decir a qué huelen las nubes e incluso la tristeza se haya desvanecido con el amanecer de un nuevo y radiante día... pero no ahora...

Hay momentos en los que no soy... somos.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Acercamiento


Román es un hombre sencillo. Vive desde siempre en el barrio de Santa Brígida, cerca del puerto, cerca del mar, donde obtuvo su sustento y donde dejó casi toda su vida.

Hoy en día, todo el mundo en el pueblo conoce a Román y todo el mundo lo saluda, pero no se conoce a nadie que sea su amigo o quien comparta con él, fuera del tiempo que dedica a jugar a las cartas en la taberna de Antón, alguna relación más.

Román siempre ha sido así, austero, solitario, trabajador, sencillo, y conocido por todos, querido por todos, pero nada más

Desde hace ya tiempo, cuando la mar permanece en calma en los suaves atardeceres del Atlántico, coge su pequeño bote, y sin tomar aparejo alguno, se aventura con calma mar adentro, hasta regresar al cabo de un largo rato, cuando ya ha oscurecido

Un día, alguien le preguntó el por qué de aquellas incursiones al reino de Neptuno, y él tranquilo y seguro de lo que decía, respondió:

“Quiero ver la puesta de sol”

Esa persona le dijo a Román que la puesta de sol podría verla igual desde la orilla, pues era peligroso adentrarse en el mar sólo para ver la puesta de sol, a lo que Román, sonriendo, contestó

“Lo sé, pero siempre que he deseado algo, he ido a buscarlo. Sé que nunca podré llegar a ese horizonte que engulle al sol, pero… estoy más cerca”

martes, 30 de octubre de 2007

Sensaciones


Llegó el frío y con él esas extrañas sensaciones...

Ayer decían aquellos que saben pronosticar el clima, que hoy haría una temperatura normal para la época del año en la que nos encontramos, pero que el viento del norte nos daría una sensación térmica de más frío...

Tal vez sea así, pero yo, esta mañana, cuando la luz del alba acariciaba el horizonte y sus tonos rojizos iban encendiendo lentamente el firmamento, desierto de nubes, invitando a una mellada Luna a su descanso, he tenido frío...

La pregunta en cuestión es que ya no sé si el frío que yo sentía ha sido el normal para la época del año en que nos encontramos, si ha sido un frío ocasionado por la sensación térmica, si ha sido un frío térmicamente sensacional...

Al pan, pan... ya ha comenzado el frío

domingo, 28 de octubre de 2007

Educación


Es curioso como los padres, siempre deseamos educar lo mejor posible a nuestros hijos, y ya desde pequeños, les decimos:

"Siempre debes decir la verdad"

Y claro, un día, paseando con nuestros vástagos y retoños, nos econtramos con ese señor o señora, podrecillo, no sólo poco agraciado por la belleza, si no que además, es el rey del mal gusto y llama la atención por donde quiera que aparezca, rompiendo el tedio monocromático de lo que la mayoría entendemos como "lo que debe ser", y entonces, nuestra descendencia, que lleva muy dentro y frescas las palabras de nosotros, sus padres, nos dice:

"Mira, que señor más feo!!!"

Y nosotros con toda la dignidad que en ese momento nos deja asomar la vergüenza que nos impulsa a escondernos bajo tierra, le decimos:

"Niño, eso no se dice"

Pues ya hemos causado un trauma al niño... y espera, espera, que cuando se entere del secreto de los Reyes Magos, Santa Claus, el ratón Pérez y la verdadera historia de Heidi... No me extraña que la PS3 se venda como rosquillas... cuanto trauma suelto!!!.

miércoles, 24 de octubre de 2007

Lepe


Quiero agradecer públicamente a todos quienes saben reírse de las situaciones de la vida, y especialmente a los leperos, por que ellos han hecho de la broma un motivo de orgullo, por su sentido del humor.

Tiempo atrás, para contar cualquier chiste, bastaba con incluir en la trama, algún personaje pintoresco, tales como un mariquita, una pilingui o cuando la ocasión era extraordinaria, se incluía a un negro, a un catalán, o al vasco de toda la vida... y si la cosa era fuera de lo común, se incluía, con todo riesgo pero a conciencia, al clero o a las mismísimas fuerzas del orden público, generalmente en parejas (no emparejadas) por lo que se hizo más popular aún, la guardia civil... y otros personajes que ya no se pueden mentar...

O aquellos chistes de Europa sin unir, donde iba un inglés, un francés, un alemán y un español...

Siempre había alguien a quien cargar el "San Benito" de torpe, tonto o lo que contuviese la moraleja de la historieta de marras, para que fuese divertida... y en realidad nos reíamos a mandíbula batiente...

Pero... ah!!! Llegó la revolución ética y moral y los mariquitas comenzaron a salir del armario y se cambiaron el nombre por el de gays... las pilinguis ejercen con el beneplácito de las mafias encargadas de obtener elevados ingresos y puede que nos empiecen a cobrar royalties... los negros, representantes a simple vista de otras razas, han dejado de ser negros para pasar a llamarse inmigrantes con o sin papeles (como el alcohol en la cerveza… con o sin),… y no vamos a entrar en los derechos autonómicos de catalanes, vascos o cualquier ciudadano de otra región, país, entidad nacional, comunidad, ente o similar que forma España... ¿y el clero??? Con la Iglesia hemos topado amigo lector... o las instituciones armadas... mejor ni tocar el tema... ni con otros más que populares personajes de la vida pública que sigo sin atreverme a citar...

A finales del siglo XX, toda España, se encontraba conquistada por las hordas ético morales solidarias que procedentes de Europa, intentan culturalizarnos... ¿toda España??? NO!!! Un pequeño pueblo del sur, sumido en el casi anonimato hasta entonces, resistió estoicamente la abrumadora mayoría del bien hacer y la igualdad, e hizo frente común contra el invasor con una mágica pócima que le hizo casi invencible ante la amargura generalizada: "El buen humor"

He aquí que los habitantes de este pequeño pueblo onubense de LEPE, aprendieron a reírse de sí mismos mediante absurdas comparaciones, y asumieron como suyas, sin inmutarse, y casi agradeciéndolo, aquellos papeles que el destino antes había asignado al resto de personajes anónimos de variopintas cualidades y en contra de sentirse ridículos, se siente, por que lo son, protagonistas de derecho...

Ahora, para contar un chiste de negros, por ejemplo, basta decir: "Va un negro de Lepe... " y ya no te acusan de racista... o dices "Estaba la guardia civil de Lepe..." y tampoco es atentar contra la autoridad... incluso el mismísimo Papa, sonríe cuando le dicen aquello de "Santo Padre, ¿Sabe usted la última del párroco de Lepe???"

Sea pues, un hurra a los leperos y a las personas con salero (que todavía hay muchos) que día a día se enfrentan al mal humor que suele presidir en la calle, con alegría y con el optimismo necesario para despertar una sonrisa a quienes están con ellos.

Por favor, se ruega los políticos que no hagan el payaso más de lo necesario, pues afortunadamente contamos también con grandes profesionales que saben hacer reír de manera más eficaz y menos preocupante, tanto dentro como fuera de Lepe. Gracias

martes, 23 de octubre de 2007

Aprendizaje


La vida es un continuo aprendizaje. Desde pequeños debemos aprender a caminar y a amamantarnos de nuestra madre.

Aprendemos a protegernos del frío y del sol.

Aprendemos en la escuela y en la universidad cosas de provecho

Aprendemos en la calle que la vida no es tan bonita como la pintan los cuentos

Aprendemos en el trabajo que nadie regala nada

Aprendemos con los años que no siempre el esfuerzo compensa

Aprendemos que no por mucho madrugar amanece más temprano

Aprendemos que el pan que no comemos hoy, mañana estará duro

Aprendemos que todos somos iguales, claro, todos nosotros sólo

Aprendemos que nuestras palabras no siempre son bien interpretadas

Aprendemos de los libros, de la prensa, de los dirigentes

Aprendemos a engañar, a mentir, a callar, a robar

Aprendemos a odiar, a golpear, a juzgar a los demás

Aprendemos de la fuerza, de la razón (nuestra, claro)

Aprendemos a luchar, a caminar, a vivir en sociedad

Aprendemos de observar, de reflexionar, de estar atentos

Aprendemos que hemos de mejorar e incluso hay quien nos dice cómo hacerlo

Aprendemos a relajarnos, a meditar, a sosegarnos

Aprendemos a escuchar,

Aprendemos a dedicar tiempo y esfuerzo en aquello que deseamos

Aprendemos incluso que la muerte, tiene un precio…

Pero… ¿dónde se aprende a ser feliz???

sábado, 20 de octubre de 2007

Decisiones


Siempre la toma de las decisiones, puede suponer un problema… ante una situación complicada, nos cuesta pronunciarnos ya que solemos desear la mejor opción… la mejor opción para nosotros claro está…

Así pues, hoy estoy en estos días que cómo sé que no voy a comerme el mundo (vamos, que no me como un colín, cómo para comerme el mundo entero) al menos voy a intentar que el mundo no me coma a mí. Hoy sé que no llegaré a la línea del horizonte, así que al menos voy a acercarme algo. Hoy sé que la noche llegará a mi pesar, así pues aprovecharé para poder ver las estrellas (aprovechando que no hay nubes, claro). Hoy sé que no podré besarla, por lo que disfrutaré pensando cómo será ese beso deseado cuando llegue…

Podría decir que NO, pero sé que iba a ser exactamente igual, así que seguiremos avanzando a mañana con una sonrisa, con decisión, con mis pocos amigos, y mis menos amantes, con las ganas de siempre y las mismas esperanzas, y siempre, con la duda de si la opción que he escogido es la correcta… pero ¿a quién leches importa eso???

martes, 16 de octubre de 2007

Espera


Madrugada en una sala de espera de urgencias de cualquier hospital. La noche ha entrado y con ella el frío y los cuerpos se resienten y acumulan cansancio… unos toman café y esperan sin saber muy bien el qué… otros hablan, sonríen, ríen… otros a quienes las horas acumuladas les han envuelto y dormitan en un duermevela atentos a cualquier cambio en el entorno, antes de caer en el sopor del inevitable cansancio dirigido por Morfeo.

Mientras, unos preguntan, desde su miedo, con respeto, casi con vergüenza por aquellos de quienes hace ya rato que no saben nada… otros, arrogantes tal vez, exigen sus derechos y se yerguen como jefes de un ejército intentando capitanear un símil de sublevación, de rebelión, argumentando un sinfín de razones…

La espera acumula dudas, lanza temores y aflora miedos… el desconocimiento y la duda, parecen querer parar el tiempo y los minutos que generalmente se escabullen entre los dedos durante el día, en esos momentos se entretienen bailando delante de nuestros ojos en el segundero de un reloj que parece que va a detenerse de un momento a otro…

También el personal que allí trabaja, de todos los amplios espectros que se pueden encontrar, alivia y ayuda, a veces, a quienes lloran, con palabras de ánimo, esperanza y sonrisas… o por el contrario, con la prepotencia de su cargo, simplemente se muestran indiferentes al dolor ajeno, posiblemente pequeño, pero no por ello menos importante

En esas horas de la madrugada, todos luchan por la vida, propia o ajena, y nada más… absolutamente nada más, suele tener importancia…

Unidos en un extraño aquelarre de miedos, todos se muestran solidarios, y hay quien desea ayudar a sacar un café de la máquina que se traga las monedas sin parar o quien hace arrumacos a un niño cuya energía parece no tener fin mientras su madre apenas puede mantener los ojos abiertos… No importa nombre, condición, raza o credo… la vida, siempre es la vida, ajena a todo cuanto el hombre desea esculpir a su alrededor

Es tarde… la noche es fría y la calma sólo aparente… alguien se acerca… todos esperan noticias…

martes, 9 de octubre de 2007

Reflejos

La noche era fresca y ella no podía dormir. Intentó cubrirse algo más con su bata y se acercó hasta la ventana, donde pudo, como solía hacer muy frecuentemetne, observar esa parte de la ciudad al que desde ese lugar tenía derecho.

Se quedó mirando durante no se sabe cuanto tiempo y no vió nada que no conociese ya. A esas horas de la madrugada, la ciudad, o mejor, esa parte de la ciudad a la que ella desde allí tenía acceso, solía estar siempre en calma.

Algún coche que cruzaba, siempre despacio en la noche, alquien que llegaba, ventanas que se iluminaban y apagaban y que ella siempre trataba de averiguar si eran las luces con que comenzaba un día o las luces con las que acaba el anterior.

Estuvo con los pensamientos perdidos durante un largo rato y al final, llegó al reflejo del cristal donde, a modo de espejo, pudo contemplarse a sí misma, reflejada en una tenue luz dentro de la oscuridad de la noche

Su rostro aún era joven... su mirada intesa y su piel, tersa y firme, se reforzaba cuando surgía su sonrisa, a pesar de que cada vez era menos frecuente.

Durante un largo rato, estuvo contemplando su imagen en aquel cristal, ajena al exterior, absorta en ella misma, en ese rostro que recorría una y otra vez con la mirada y que sabía de memoria y no sintió la presencia de él a su espalda hasta que este apoyó, con una caricia, sus manos en sus hombros.

Un ligero sobresalto y una leve sonrisa, tal vez forzada, tal vez necesaria.

- "Es tarde. Tendrías que estar descansansando"

- "No podía dormir"

- "Te encuentras bien???"

- "Sí, sólo que no podía dormir, nada más"

Él se acercó a coger una silla y ella, al verlo, maniobró con su silla de ruedas para dejarle un hueco justo a su lado

Ambos se quedaron mirando la calle durante largo rato, hasta que el reflejo del cristal les devolvió al uno el rosto del otro... Entonces una mano busco otra hasta que la encontró y la apretó fuertemente...

Al cabo de un rato, el silencio de aquella habitación se rompió con un "Te quiero".

No hubo ninguna respuesta, ni tan siquiera del eco...


sábado, 6 de octubre de 2007

Carreras


Soy un esclavo de mi libertad

A veces me pregunto donde vamos tan rápido y que perseguimos durante todo el día, durante toda la vida... nos esforzamos en ser más... ¿más??? ¿competimos acaso??? Si, solemos hacerlo contra nosotros mismos

Recuerdo aquellos documentales de Félix Rodríguez de la Fuente, donde salían unos indios de una tribu del Amazonas, que se pasaban el día tumbados en las hamacas y cuando se acaba el sustento se iban de busca de alimento... cazaban algún bicho (que cada cual piense lo que quiera) y volvían a tumbarse dejando que el tiempo pasase a su lado, casi sin tocarles...

Nosotros somos todo lo contrario... vamos tras el tiempo que nos empeñamos en extender más allá de su límite... buscamos actividades, ocio, diversión, escapadas... y necesitamos pagarlas... y necesitamos trabajar... y todo eso nos obliga a repartir el tiempo en mil pedazos, tan insignificantes como inservibles la mayoría de las veces... ya que muchas veces, nos convertimos, en espectadores de los hechos (y se puede poner lo que se desee) ajenos, malgastando, a veces inútilmente, nuestro escaso tiempo

"No es la última gota la que vacía la clepsidra, si no que todas han participado" (Séneca)

me voy, que tengo prisa...

viernes, 28 de septiembre de 2007

Pérdidas...

Como si todos nuestros bolsillos estuviesen llenos de agujeros, cuantas cosas vamos perdiendo…

Los dientes de leche

La pubertad

La inocencia

La virginidad (no tod@s)

La merienda

La paciencia

El tiempo

El amor

La razón

La cartera

El trabajo

El tren

La ilusión

El coche

La vista

El pelo

Las gafas

El ritmo

La figura

Al mus

La independencia

El carnet

Un libro

El mando a distancia

La salud

Una oportunidad

Las entradas del cine

El móvil

El interés

Los olores por el microondas

La misma vida…

Hay muchas más cosas que perdemos, pero algunas hasta las encontramos… así que pese a todo, creo que no deberíamos considerarnos perdedores… pero un poquito de cuidado leñe…

martes, 25 de septiembre de 2007

Despertar


Aún tengo fresco en mi memoria el momento del despertar cuando era niño. Un intenso caudal de aromas desbordaba la casa mientras el fuego en el hogar, alma de la cocina y esta, corazón de la casa, crepitaba entre brasas incandescentes de la leña resecada al sol.

El olor del pan crujiente, se mezclaba con el aroma del café que inundaba todas las estancias... la fragancia de los dulces bollos, aliviaba el borboteo constante de los pucheros y las ollas que cuchicheaban entre hervores, el menú del día que, dicho sea de paso, no llegaba a sorprender a casi nadie.

Chorizos y patatas envueltos en papel se amontonaban bajo las cenizas mientras que por encima de estas, las brasas permitían asar unas castañas o terminar de cocer flanes en calmado condimento y todo esa mezcla de sensaciones llenaban la casa de algo mágico que duraría todo el día...

Lo que hemos perdido con el jodio microondas...

lunes, 24 de septiembre de 2007

Viaje

Un viaje… hoy deseo hacer un viaje… nuevo, distinto, carente de sentido y de lógica. Tiempo hace que dentro de mí surge la necesidad de partir, como Ulises o como Quijote, como Hernán Cortés o como un caminante más en peregrinación a Santiago… Tomar las botas y el gorro, y partir en pos del lejano y colorido horizonte

Un viaje en el que deseo encontrar aquello que hoy me falta, o al menos parte de aquello que hoy, necesito… Es sencillo dar un giro, cambiar la vida, decir que no, cerrar la puerta y comenzar a caminar, pero me siento como una vieja y destartalada locomotora que ha estado arrastrando vagones durante muchos años…

No sé si puedo renunciar a lo que durante estos años he ido construyendo, he ido arrastrando tras de mí, y ahora… no sé si puedo abandonar, dejarlos en medio de la nada y comenzar a recorrer senderos distintos…

Quiero irme lejos de la razón… una razón que no termino de entender, que me ata y me empuja hacia el interior cuando necesito luz y aire fresco…

Hoy me siento cansado, agotado… hoy, esta locomotora está oxidada, parada, sin fuerzas, sin rieles ni traviesas que configuren su camino… de nada sirve haber llegado hasta aquí, por que aquí, hoy, estoy en mitad de ningún sitio… sin camino y sin paisaje…

Del presente tengo cansancio… del pasado recuerdos… del futuro, esperanzas…

Señores viajeros… volvamos al tren… partiremos tan pronto como sea posible… y volveremos a dar vueltas y más vueltas en este círculo monótono de la vida que hoy se ha hecho presente… Mañana, al amanecer, ya veremos donde estamos…

SIN PALABRAS

Marcel Marceau... mimo... genio

domingo, 23 de septiembre de 2007

Precios

Tal vez sea cierto que todo tiene un precio, desde la vida (una madre de alquiler) hasta la muerte (un asesino a sueldo)

He tardado apenas 5 minutos en encontrar estos anuncios en internet. Dado que entiendo que son del dominio público, aquí copio los enlaces, por si alquien quiere curiosear un poco

Vientre de alquiler:

http://vientredealquiler.blogdiario.com/

Sicarios:

http://classifieds.agriscape.com/ad/101548/es/


No sé si también las sensaciones tendrán un precio... aunque no sea dinero.



viernes, 21 de septiembre de 2007

Comienzo


Comienzo… un papel en blanco, un campo por sembrar, un trabajo por hacer… todo ha de comenzar…

La idea surge, sabemos que queremos pero cuanto nos cuesta comenzar, dar un primer paso, marcar el primer surco, colocar la primera letra, coger fuerzas para comenzar…

Te quiero… a veces, que difícil pronunciar… te odio… tantas veces dicho sin pensar… tantas veces pensado sin decir…

El principio… aquel comienzo quedó atrás… no hay vuelta atrás ahora… esto es el presente… la realidad… aquí y ahora… de nada sirven las lamentaciones o el deseo de volver… No hay arrepentimiento posible… las cosas se hacen o no se hacen… aunque no estén bien hechas… aunque hayan quedado perfectas… y siempre, todo, tiene un comienzo… hasta llegar al final.

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Selección

Estamos en plena efervescencia de la “Pasarela Cibeles”, donde los más prestigiosos modistos de la creación de las modas en la que nos gastaremos un montón de euros las próximas temporadas, nos muestran sus creaciones más destacadas, sin entrar a analizar las causas… ni sus discutibles gustos

He aquí que nuestros prebostes y gobernantes, en imagen de ejemplar ejemplo para el pueblo llano, han sacado también a la luz su colección de camisetas “nacionalidades deportivas” (también conocida en prensa como la “guerra de las camisetas”)

A pesar de entrar en terrenos escabrosos… (y no hablo de política, si no de fútbol) ¿acaso no se han dado cuenta de que si enviamos a todos los más mejores jugadores en un único equipo y no pasamos nunca de octavos de final (o de cuartos, que no lo sé con certeza, pero que el resultado final es el mismo), si los enviamos en varios equipos distintos, ni tan siquiera nos vamos a clasificar???

Como sigamos en esa línea, veo a la selección Ceutí, jugando en los campeonatos infantiles de mi barrio, compitiendo con el colegio de mis nietos (siempre hablando de futuros… ) en lugar de la “champions”, la “uefa”, y la “copa más grande jamás conquistada”, a la selección de La Rioja (que me perdonen los riojanos si ahora es "Rioja" a secas, como el vino) haciendo una tourné en autocar por España por que no creo que llegasen a un mundial, y a la selección de Galicia, salpimentada con los gallegos oriundos emigrados tiempo atrás allende los océanos…

Eso sí… el himno, que no nos falte… por que el “A por ellos” no nos ha servido de mucho ¿no???

Que gane el mejor… a ver si pasa alguna vez.

martes, 18 de septiembre de 2007

Monte Cassino

Cuando tenía 10 ó 12 años, me gustaban, además de Mortadelo y Filemón (a los que soy seguidor acérrimo, junto con otros famosos del comic), aquellas novelas de aventuras que Verne o Salgari (entre otros muchos que no citaré) nos ofrecían descubriéndonos mágicos y maravillosos mundos llenos de exotismo, misterio y fantasía.

Cierto día, curioseando por aquellos títulos que me abrieron las puertas a la imaginación y que creo que hoy, aún no se han cerrado (a pesar de que esté perdida por falta de un buen GPS), he recordado a otro escritor que me descubrió un mundo mucho más atroz, más cruel pero mucho más real. Sven Hassel.

La información de este hombre está en internet, así que no diré nada sobre él, pero recuerdo algunos de sus libros, de la editorial Reno y que todavía pululan en casa… “Los vi morir”, “los panzers de la muerte”, “batallón de castigo” y otros tantos (no leí todos los que escribió, pero sí cerca de la decena) que despertaron, saliendo de la niñez, la imagen de la guerra, la muerte, la destrucción y esa locura innata en los hombres por destruir aquello que no comparten, y que jamás entenderé, pero que sigue siendo protagonista indiscutible de todos los tiempos de la humanidad.

No recuerdo, es de entender, el contenido de aquellos textos, pero sí su esencia y un texto claro y contundente en la novela “Monte Cassino”, donde un grupo de alemanes (el escritor luchó en ese bando) esperaban a los soldados americanos que desembarcaban en las playas italianas para conquistar aquel emplazamiento… No sé por qué aquella frase se me quedó grabada a fuego… hablaba de la tensa espera que sufrían hasta que llegase el enemigo, al cual debían matar si no querían morir, y una canción se extendía entre susurros… “ven dulce muerte, ven…”

Aquél cántico del que sólo sé esa parte, se ha colado en mi recuerdo y a pesar de que jamás lo he escuchado de viva voz, soy capaz de imaginar su soniquete monótono y cruel en esa espera final donde, pase lo que pase, alguien quedará tendido allí para siempre en pos de no se sabe muy bien qué esfuerzo…

Hoy en día, de vez en cuando, sin aviso previo, sin permiso alguno, aún me llega el eco de aquella cantinela a la que mi imaginación preadolescente le compuso su triste ritmo y me llena la cabeza con su repiqueteo de tragedia… o tal vez una sencilla invitación…

“ven dulce muerte, ven…”

sábado, 15 de septiembre de 2007

Dibujos


En estos días he observado que muchos médicos tienen dibujos de niños pequeños en sus consultas... No he podido por menos de mirarlos y sonreir con esos trazos difusos e imperfectos pero que intentan reflejar algo tan sencillo como lo más bello de la vida...

Una casa con árboles a los lados, un sol con sus rayos, pájaros... una familia, peces, mariposas, gatos, perros y otro animales... flores, plantas multicolores, selvas...

Luego crecemos... ¿qué quedó de aquello??? por que nuestros dibujos de adultos han cambiado tanto???

Crecimiento


Mientras el tiempo pasa, no te preocupes de que tu cuerpo envejezca... haz que crezca tu espíritu...

Preguntas


Todas las preguntas, tienen una respuesta... aunque muchas veces, nosotros la desconozcamos.